BODAS

SÓLO REALIZO UNA BODA POR MES

BODAS PRIVADAS

PREGUNTAS FRECUENTES

Como creativo y contador de historias, mi intención es narrar con imágenes el día de tu boda, fotografías naturales, que guarden momentos únicos, y perduren a lo largo de los años para que siempre te quede un recuerdo mágico de tu día. Realizo principalmente fotos sin posar, instantes que suceden y trato de congelar sin que los participantes se percaten. Pero también entiendo que dentro del propio reportaje deben haber posados (Las fotografías con la familia, grupos, etc), son fotografías que rara vez verás en mi página pero que siempre entrego a las parejas. Para ello pido ciertos momentos a lo largo del día, sin que estos interrumpan el desarrollo natural de la boda, en los que realizar estos posados. Puedes hacerte una idea más amplia de mi estilo entrando en cualquier de las bodas que tengo arriba como ejemplo, en ellas también verás que como fotógrafo en tu boda, disfruto, me divierto y me emociono realizando mi trabajo.
Comienzo a fotografiar poco antes de los preparativos de la novia, y termino casi al final de la fiesta. No trabajo por horas sino por evento, esto significa que estaré el número de horas que sea necesario para cubrir por completo cada boda. Siempre trabajo con un segundo fotógrafo (no un segundo asistente), lo cual además de sacar partes como los preparativos de ambos, me da mucha más libertad creativa a la hora de fotografiar. El reportaje puede incluir también postboda y/o álbum, según lo que cada pareja desee.
Normalmente entrego una media de 700 imágenes, todas editadas y sin ningún tipo de marca de agua, ya que considero que las fotografías son de la pareja que me contrata. Las fotos se entregan en un pendrive personalizado con su caja, en dos carpetas. Una en alta calidad (para impresiones muy grandes), y otra en menor resolución (para impresiones pequeñas, ordenador, internet, etc.).
Según los deseos de cada pareja, se puede encargar también la sesión de preboda, postboda, o el álbum digital. Los álbumes son de máxima calidad, de treinta hojas (60 páginas) y siempre personalizados, para ello realizo el diseño inicial del álbum y luego la pareja termina de darle forma.
Porque para mi, cada boda requiere una entrega al 150% en cuanto a nivel creativo se refiere. Esto implica estar fresco, y coger cada boda con la misma fuerza e ilusión que la primera. En un evento de este tipo, las horas empleadas "in situ" son aproximadamente 14, desde el comienzo de los preparativos hasta casi el final de la fiesta, en las cuales la media de tiempo para descansar es de una hora/hora y media. Esto requiere tener la cabeza fresca en todo momento para poder disfrutar trabajando en cada parte de la boda. Durante mucho tiempo realicé una media de 35/40 bodas al año, y conozco el desgaste que supone, tanto a nivel físico como creativo. No creo que sea una manera adecuada de trabajar. Además del tiempo empleado en realizar la boda en si, existe un trabajo posterior mucho mayor, que es la selección, edición y preparación de las fotos a entregar, lo cual implica unas dos/tres semanas como mínimo de dedicación. Por eso, para poder dar siempre lo mejor de mi y hacer mi trabajo con la ilusión y frescura que un evento de este tipo exige, tan sólo realizo una boda al mes.
En caso de que desees que sea tu fotógrafo de boda, ponte en contacto conmigo mediante correo electrónico. Te contestaré siempre lo antes posible para establecer una primera reunión, conocernos y explicarte con más profundidad mi filosofía de trabajo, así como mostrarte mis presupuestos.

SÍGUEME EN