FLASH DE CONTRA Y LACA

FLASH DE CONTRA Y LACA

Esta  es una fotografía que normalmente suelo hacer en las bodas, siempre por supuesto que la situación lo permita.

Dependiendo de donde se peine la novia, tendremos referencias donde medir la luz o no.

La referencia para medir la luz en este caso (medición puntual por supuesto) serían las propias lámparas,

que además podemos aprovecharlas en nuestro encuadre dejando a la novia a contra en medio,

y agachándonos para dar un ángulo que genere un poco más de dinamismo, además dan ese toque cálido que siempre

aporta buenos resultados. Las dos lámparas  tienen suficiente intensidad como para que si las exponemos

correctamente oscurezcan el resto de la foto. Y ahí es donde entra el flash.

En situaciones reales como una boda nunca llevo un fotómetro para medir la luz, ya que no habría tiempo

ni puedes estar parando el ritmo del día. Así que la potencia del flash (normalmente entre 1/4

y 1/8 para estos casos) la colocamos a ojo, esto es sólo acostumbrarse a controlar la luz.

Es importante que el flash, que está situado justo detrás de la cabeza de la novia no asome por ningún lado,

ya que de lo contrario produciría un destello que se cargaría la foto por completo,

y tratar de disparar en el momento que más laca flote en el aire, para que la luz de contra la atraviese

y genere el efecto que vemos.

(Un efecto similar pero con luz natural en contra sería el que vimos en la entrada: congelando y triangularizando).

El flash se encargará también de siluetear a la novia.

111

En la segunda fotografía no tenemos ninguna referencia para medir la luz, así que en este caso anulamos

la luz ambiente subexponiendo en cámara (cerrando diafragma o disparando a mayor velocidad,

pero sin pasarnos de 1/250 para que el flash sincronice correctamente) a ojo.

Es más sencillo de lo que parece y nos bastarán un par de pruebas (si no tenemos mucha práctica)

para conseguir la potencia adecuada en el flash que compense la subexposición de la cámara.

101

EL HOTEL MÁS PEQUEÑO DEL MUNDO

EL HOTEL MÁS PEQUEÑO DEL MUNDO

Una de los atractivos de El Golfo, además de las espectaculares vistas que ofrece es el Hotel más pequeño del mundo.

Cuenta con sólo cuatro habitaciones y está situado en un saliente al borde del mar que lo hace muy llamativo y fotografiable.

En esta ocasión el tiempo no acompaño, pero siempre hay que aprovechar ese pequeño momento

en el que las nubes dejan ver las estrellas. Ya que como suele decirse, si no haces la foto, se te quedará por siempre dentro.

hierrosinfirmar

Para esta toma, el trípode con la bolsa bien colgada debajo para hacer peso y evitar la trepidación del viento,

una focal de 15 mm, velocidad 80 segundos, ISO 1250 y diafragma 4,8.

La temperatura de color a 3200 para evitar la dominante naranja de la luz ambiente (ya que había algunas farolas a nuestra espalda)

y conseguir un cielo más azul, y como no había luna ninguna que pudiera iluminar el hotel,

le di un toque de luz LED lateralmente con  filtro cálido para compensar el cambio en el balance de blancos.

CONGELANDO Y TRIANGULARIZANDO

CONGELANDO Y TRIANGULARIZANDO

 

Una de las cosas en las que más les insisto a mis alumnos cuando están empezando en fotografía es en comenzar

a ser conscientes de la diferencia entre “sacar una foto y hacer una foto”.

De sacar una foto se encarga la cámara, ella decide. Pero para hacer una foto debemos dejar la cámara a un lado,

debemos observar, componer y realizar la fotografía con la cabeza, la cámara es sólo la herramienta que después

nos ayudará a materializar esa imagen que tenemos en mente.

Supongamos que vamos un día por el campo, y nos encontramos esta situación, un precioso caballo negro caballo negro cabalgando

en su establo. Naturalmente vamos a por la cámara y le sacamos la siguiente foto, que no está mal, se ve el caballo, la cuadra, el campo…

Diapositiva024

Pero, ¿y si dejamos la cámara a un lado y nos paramos un momento a observar?

Podemos apreciar que está atardeciendo, que la luz viene muy lateral y cálida, que el caballo con su movimiento remueve

la tierra y genera partículas en el aire, lo que nos ayudaría a marcar la luz si ponemos el sol de contra…

Entonces probablemente visualicemos la fotografía que queremos hacer, y es el momento de coger la cámara.

Está claro que nuestra intención es congelar al caballo en el aire, y tirar a subexponer para marcar bien las sombras

y el rayo de luz, por lo que una velocidad elevada sería lo más correcto.

Sin embargo no podemos disparar tan precipitadamente. El caballo se mueve a mucha velocidad, y debemos enfocar

a las zonas donde la cámara encuentre contraste, es decir, a mitad del cuerpo.

Si queremos que la cabeza y las patas traseras salgan nítidas necesitaremos entonces algo de profundidad de campo,

cerrar el diafragma un poco. Lo sencillo sería pensar en disparar a 1/2000 o más, y seguro que congelamos el movimiento,

pero eso nos obligaría a abrir mucho el diafragma o tirar del ISO sin necesidad,así que lo ideal sería una velocidad

lo suficientemente elevada, pero no tanto, de forma que nos permita cerrar un poco diafragma y asegurarnos la profundidad de campo.

132

Los parámetros para hacer esta fotografía fueron 1/640 con un diafragma de 5.6 e ISO 100.

El foco en la zona donde la luz genera contraste en el cuerpo del caballo.

Por otra parte no debemos de olvidarnos de la composición, al final el encuadre es una de las decisiones más importantes

que debemos tomar. Teniendo en cuenta la distribución de la luz, que es lo principal, el caballo en el centro

perdería peso en la fotografía, y generaría mucho espacio negativo por las sombras.

El rayo de luz principal sale de la esquina superior, y podemos utilizarlo como ayuda para conducir la vista

al tercio izquierdo, donde queda perfectamente situado nuestro sujeto, y nos permite además triangularizar.

132

GEOMETRIA DE LO COTIDIANO

GEOMETRIA DE LO COTIDIANO

En mis clases siempre insisto en la importancia de no perder la capacidad de asombrarnos,

y no sólo cuando viajamos o descubrimos nuevos lugares, sino asombrarnos con lo que nos rodea todos los días,

tratar de buscar la fotografía en lo que nos resulta cotidiano.

Esta toma me trae muy buenos recuerdos de mi época de estudiante en Barcelona. Vivía en el Raval,

en una mini casa por supuesto sin lavadora. Así que de cuando en cuando llevaba la colada a la lavandería que tenía enfrente.

Así es como muchas veces encuentras la foto, y a la tercera colada ya bajas con la cámara…

Diapositiva43

En este caso lo que me interesaba eran las numerosas formas geométricas que aparecían mirando a la calle.

Para empezar unos puntos de fuga marcados por las líneas de las lavadoras, y ayudados por las del suelo.

Por otra parte los dos rectángulos que hacen de marcos para el triángulo, y muy importante los siete círculos

que se repiten por toda la fotografía generando ritmo y conectando el primer plano con el fondo.

La velocidad aproximadamente a 1/30 para coger la bicicleta en movimiento.

Diapositiva43

LA IMPORTANCIA DEL ZAPATO

LA IMPORTANCIA DEL ZAPATO

Diapositiva26

Una de las fotografías “obligatorias” en toda boda son los zapatos de la novia. Pero ¿por qué hacer siempre la típica

fotografía de los zapatos bien colocaditos tipo bodegón?, existen muchas más posibilidades para sacarlos y

de camino generar una imagen más potente.

Esta fotografía la tomé a 200 mm. de focal, con la intención de aplanar y conseguir un desenfoque que ayudara

a destacar el zapato, por lo que el diafragma está muy abierto (a f2.8).

De esta forma podemos también generar líneas conductoras en la foto que ni siquiera existen en la realidad,

como es el caso de la línea que forma la profundidad de campo que nos guía de izquierda a derecha, hasta el

vértice del triángulo formado por la línea principal de la carretera y la pierna.

La pierna y el zapato solos podrían dar a confusión y no dejarnos claro que hablamos de una boda, por eso

asoma también parte del traje por la esquina superior derecha.

Diapositiva26A

RETRATO EN ESTUDIO (I)

RETRATO EN ESTUDIO (I)

Una de las cosas más atractivas del estudio es el dominio total de la luz sobre la foto, que nos permite generar volumen,

marcar o no facciones, y en definitiva pintar con la luz de una forma totalmente controlada.

200

En esta imagen hay un esquema de luces cruzadas, una por delante ligéramente ladeada para generar volumen y dar sombras,

disparada con beauty para conseguir una luz relativamente dura y envolvente, y otro flash por detrás, para rellenar la contra y dar volumen

así como para siluetear la camisa y separarla un poco del fondo.

LightingSetup

—