Diapositiva26

Una de las fotografías “obligatorias” en toda boda son los zapatos de la novia. Pero ¿por qué hacer siempre la típica

fotografía de los zapatos bien colocaditos tipo bodegón?, existen muchas más posibilidades para sacarlos y

de camino generar una imagen más potente.

Esta fotografía la tomé a 200 mm. de focal, con la intención de aplanar y conseguir un desenfoque que ayudara

a destacar el zapato, por lo que el diafragma está muy abierto (a f2.8).

De esta forma podemos también generar líneas conductoras en la foto que ni siquiera existen en la realidad,

como es el caso de la línea que forma la profundidad de campo que nos guía de izquierda a derecha, hasta el

vértice del triángulo formado por la línea principal de la carretera y la pierna.

La pierna y el zapato solos podrían dar a confusión y no dejarnos claro que hablamos de una boda, por eso

asoma también parte del traje por la esquina superior derecha.

Diapositiva26A